Controladores

Hasta el momento hemos visto solamente como devolver una cadena para una ruta y como asociar una vista a una ruta directamente en el fichero de rutas. Pero en general la forma recomendable de trabajar será asociar dichas rutas a un método de un controlador. Esto nos permitirá separar mucho mejor el código y crear clases (controladores) que agrupen toda la funcionalidad de un determinado recurso. Por ejemplo, podemos crear un controlador para gestionar toda la lógica asociada al control de usuarios o cualquier otro tipo de recurso.

Como ya vimos en la sección de introducción, los controladores son el punto de entrada de las peticiones de los usuarios y son los que deben contener toda la lógica asociada al procesamiento de una petición, encargándose de realizar las consultas necesarias a la base de datos, de preparar los datos y de llamar a la vista correspondiente con dichos datos.

Controlador básico

Los controladores se almacenan en ficheros PHP en la carpeta app/Http/Controllers y normalmente se les añade el sufijo Controller, por ejemplo UserController.php o MoviesController.php. A continuación se incluye un ejemplo básico de un controlador almacenado en el fichero app/Http/Controllers/UserController.php:

<?php
namespace App\Http\Controllers;
use App\User;
use App\Http\Controllers\Controller;
class UserController extends Controller
{
/**
* Mostrar información de un usuario.
* @param int $id
* @return Response
*/
public function showProfile($id)
{
$user = User::findOrFail($id);
return view('user.profile', ['user' => $user]);
}
}

Todos los controladores tienen que extender la clase base Controller. Esta clase viene ya creada por defecto con la instalación de Laravel, la podemos encontrar en la carpeta app/Http/Controllers. Se utiliza para centralizar toda la lógica que se vaya a utilizar de forma compartida por los controladores de nuestra aplicación. Por defecto solo carga código para validación y autorización, pero podemos añadir en la misma todos los métodos que necesitemos.

En el código de ejemplo, el método showProfile($id) lo único que realiza es obtener los datos de un usuario, generar la vista user.profile a partir de los datos obtenidos y devolverla como valor de retorno para que se muestre por pantalla.

Una vez definido un controlador ya podemos asociarlo a una ruta. Para esto tenemos que modificar el fichero de rutas routes.php de la forma:

Route::get('user/{id}', '[email protected]');

En lugar de pasar una función como segundo parámetro, tenemos que escribir una cadena que contenga el nombre del controlador, seguido de una arroba @ y del nombre del método que queremos asociar. No es necesario añadir nada más, ni los parámetros que recibe el método en cuestión, todo esto se hace de forma automática.

Crear un nuevo controlador

Como hemos visto los controladores se almacenan dentro de la carpeta app/Http/Controllers como ficheros PHP. Para crear uno nuevo bien lo podemos hacer a mano y rellenar nosotros todo el código, o podemos utilizar el siguiente comando de Artisan que nos adelantará todo el trabajo:

php artisan make:controller MoviesController

Este comando creará el controlador MoviesController dentro de la carpeta app/Http/Controllers y lo completará con el código básico que hemos visto antes. Al añadir la opción --plain le indicamos que no añada ningún método al controlador, por lo que el cuerpo de la clase estará vacío. De momento vamos a utilizar esta opción para añadir nosotros mismos los métodos que necesitemos. Más adelante, cuando hablemos sobre controladores tipo RESTful, volveremos a ver esta opción.

Controladores y espacios de nombres

También podemos crear sub-carpetas dentro de la carpeta Controllers para organizarnos mejor. En este caso, la estructura de carpetas que creemos no tendrá nada que ver con la ruta asociada a la petición y, de hecho, a la hora de hacer referencia al controlador únicamente tendremos que hacerlo a través de su espacio de nombres.

Como hemos visto al referenciar el controlador en el fichero de rutas únicamente tenemos que indicar su nombre y no toda la ruta ni el espacio de nombres App\Http\Controllers. Esto es porque el servicio encargado de cargar las rutas añade automáticamente el espacio de nombres raíz para los controladores. Si metemos todos nuestros controladores dentro del mismo espacio de nombres no tendremos que añadir nada más. Pero si decidimos crear sub-carpetas y organizar nuestros controladores en sub-espacios de nombres, entonces sí que tendremos que añadir esa parte.

Por ejemplo, si creamos un controlador en App\Http\Controllers\Photos\AdminController, entonces para registrar una ruta hasta dicho controlador tendríamos que hacer:

Route::get('foo', 'Photos\[email protected]');

Generar una URL a una acción

Para generar la URL que apunte a una acción de un controlador podemos usar el método action de la forma:

$url = action('[email protected]');

Por ejemplo, para crear en una plantilla con Blade un enlace que apunte a una acción haríamos:

<a href="{{ action('[email protected]') }}">¡Aprieta aquí!</a>

Caché de rutas

Si definimos todas nuestras rutas para que utilicen controladores podemos aprovechar la nueva funcionalidad para crear una caché de las rutas. Es importante que estén basadas en controladores porque si definimos respuestas directas desde el fichero de rutas (como vimos en el capítulo anterior) la caché no funcionará.

Gracias a la caché Laravel indican que se puede acelerar el proceso de registro de rutas hasta 100 veces. Para generar la caché simplemente tenemos que ejecutar el comando de Artisan:

php artisan route:cache

Si creamos más rutas y queremos añadirlas a la caché simplemente tenemos que volver a lanzar el mismo comando. Para borrar la caché de rutas y no generar una nueva caché tenemos que ejecutar:

php artisan route:clear

La caché se recomienda crearla solo cuando ya vayamos a pasar a producción nuestra web. Cuando estamos trabajando en la web es posible que añadamos nuevas rutas y sino nos acordamos de regenerar la caché la ruta no funcionará.